Lucy Serrano – ¿Qué es la codependencia?

Anuncios

¿ Que es la codependencia para mí ? ¿ como la identifico ?

1463167_483060718477249_1834173688_n

La codependencia para mí es un comportamiento compulsivo de apego. La sensacion cuando noto que codependo es sentir una sensacion muy compulsiva de apego codependiente.

Yo siento que la codependencia tiene una naturaleza de adiccion porque se despierta en mi una compulsion donde busco de forma desesperada el buscar amor en otros y lealtad en otros por encima hasta de mi propia dignidad. Y todo esto me lleva a una vida ingobernable , donde me puedo ver atrapada en una relación o llena de frustracion por un rechazo de esa persona a la que buscaba esa lealtad de forma compilsiva y obsesiva.

Yo noto que al igual que los alimentos compulsivos para un comedor compulsivo. Pues igual para las personas. Hay personas que son compulsivas para mí donde yo me pierdo en ellas y busco como sea su lealtad y afecto absoluto. Luego hay personas dudodas , donde a veces me entra esa compulsion de apego codependiente y otras veces no se me dispara ese apego de deseo de amor y lealtad de ellos a mí. Y luego estan las personas que no son nada compulsivas donde yo siento tranquilidad y serenidad y noto que cuando estoy con ellos no se me disparan para nada la sensacion de pedirles que me sean leales , ni deposito expectativas hacia ellos . Sino que con las personas no compulsivas para mi , noto que les dejo estar y puedo estar libre de expectativas, tambien noto que me siento mas confiable con ellos.

¿ Como identifico la codependencia ?

Bueno la forma en que la identifico es cuando estoy expuesta ante una persona que es compulsiva para mí y empiezo a notar que la compulsion viene desde mis expectativas de deseos de afecto y lealtad. Cuando aparece ese deseo falso de que esa persona me va a dar lo que necesito me enpieza a salir la compulsion y comienza a crecer el apego.

Cuando empiezo a subir el nivel de espectativas, lo que noto es como me voy montando la película , donde lo que empiezo a pensar es en cada vez mas espectativas y mas falsas promesas acerca de lo que el otro me puede aportar. Empiezo a alimentar el deseo cada vez mayor y mas intensamente. Y me empiezo a obsesionar por esas expectativas , que muchas son sobre que esa persona es genial , la tengo idealizada y que he de estar con ella para que me de las facilidades que yo busco fuera de mí en otras personas.

Al engañarme de que esa persona es mi solucion a mis problemas , empieza a surgir ese apego .  Y al buscar la manera de asentar y confirmar la lealtad de esa persona o que esa persona me confirme y me de su aprobacion, el acto de conseguir una respuesta suya , de esa persona , hace que empiece a codepender. Para mi codependener es el acto de buscar que el otro me confirme que es leal a mi. Y para conseguir esa respuesta del otro , pues noto que busco controlar o conformarme con lo que me de pasandole la mano en todo. Por eso la forma de consegir la respuesta , lo que usaba era los patrones de la codependencia.

Es ahí donde identifico la codependencia. Pero donde se empieza a notar la ingobernabilidad es cuando al buscar la respuesta en el otro , que te confirma esos deseos que buscas en el , como aprobación y surgue el rechazo . Y ante el rechazo mi obsesión crece mas. Y hago dos cosas , o aumentaba el control o buscaba el aislamiento.  Cuando aumentaba el control el rechazo era mayor y asi se convertía en una espiral de rechazo y control , rechazo y control y la codependencia iba en aumento. Yo veo en esta parta de esta espiral lo mas peligroso de la codepndencia y es la manera que entiendo que la enfermedad de la codependencia se va agravando poco a poco más.

En ese momento cuando ocurre esta espiral es donde veo mi vida ingobernable , porque pierdo el control de mí misma y entonces veo que ya no soy dueña de mis actos. Estoy a mercer de lo que sienta la otra persona y estoy alejada completamente de mis sentimientos , eso es la codependencia.

Otro matiz que tiene la codependencia es cuando vivo las emociones de los demás y las hago mias. es como vivir las vivencias y los miedos de las otras personas y hacerlas mias cuando son conflictos que no me atañen ni me tienen que ocurrir pero actuco como si pensase que me van a ocurrir. Y de ahi tambien nacen muchos miedos influenciados por eso. Tambien esto me hace la vida ingobernable igual. Veo que es un exceso de dependencia hacia sus emociones. Pero sobretodo porque se me dispara mucho el egocentrismo debido a que yo me sentia muy fragil e insegura. Un codependiente tiene esa sensacion de fragilidad e inseguridad debido a los patrones de baja autoestima.

Tambien otra forma de identificar mi codependencia es con los delirios de grandeza. Busco una seguridad falsa en ambiciones enormes y buscando basar mi autoestima en grandes eventos , llenar cumpleaños con mucha gente y si es un exito el cumpleaños pues me pienso que entonces soy válida. Ahi son los eventos los que me dan la aprobación.

Otra de las cosas que identifico de mi codependencia es cuando estoy en plan de inanición donde lo que hago es no hacer nada. Es una trampa realmente , porque a traves de no hacer nada busco que otras personas hagan todo por mí para depender de ellas realmente. Si me siento que soy perezoso o que no quiero ir al cine , busco a alguien que me acompañe a ir al cine o sino no voy , eso es un ejemplo de inanición. O si no me enseñan a cocinar yo no haría nada por buscar como aprender a cocinar.

Cuando uno se identifica con estas sensaciones y piensa , soy codependiente , porque me pasan estas cosas. Pide ayuda ! Aqui en el blog hay una seccion de donde pedir ayuda.

Los “ganchos”que nos atrapan y nos pueden hacer recaer en la codependencia.

noenganchados

Nosotros como codependientes tenemos un comportamiento compulsivo de apego afectivo hacia los demás, de tal forma que nos desvivimos por como los demás puedan querernos y olvidándonos de nuestra propia serenidad y nuestra identidad.

Esta forma de apego es como engancharnos a los demás, nos enganchamos a su afecto y lealtad como sea y a toda costa. También la sensación de vacío hace que busquemos desesperadamente llenar el vacío con afecto y lealtad de los demás. Pues creíamos que ese afecto era “la medicina” que necesitábamos para tapar la sensación de vacío, tristeza y soledad. Pero realmente no es así, sino que se vuelve contra nosotros al recibir rechazos y eso nos lleva a agravar y aumentar el nivel de compulsión y desear aún más el afecto ajeno de otras personas con lo cual nos hace mucho más ingobernable la vida en las relaciones con los demás y con nosotros mismos.

Siempre la codependencia nos engaña buscando esa “medicina “ en supuestas promesas que al final resultan promesas falsas que nos hace la mente codependiente. Esas promesas falsas suenan como cantos de sirena, muy tentadoras pero muy dudosas y muchas veces se contradicen. Pero al estar tan hambrientos de afecto y hambrientos de amor, en muchas ocasiones ni nos lo planteábamos las contradicciones ni nos cuestionábamos si nos convenía o era perjudicial. Simplemente caíamos en esas tentaciones y caíamos en esos ganchos que nos hacían atraparnos en una situación incómoda.

Muchas veces estamos inconscientemente en relaciones peligrosas para nosotros, pero que nos hacen fácil el conseguir el afecto y la lealtad del otro a pesar del coste emocional que puede conllevar. Y a veces esas personas pueden también ser codependientes y atraparnos igualmente con sus ganchos al igual que nosotros también lo hacemos hacia las personas que buscamos engancharlas a nosotros pidiéndoles su lealtad y afecto.

Al estar en recuperación lo que buscamos es parar de caer en estos ganchos, pues son ganchos que nos llevan a volver a codepender. Estos ganchos son como pequeñas trampas que nos podemos meter debido a las conductas de otros o que nosotros podemos fomentarlos.  

Nosotros como codependientes, tratamos de lanzar ganchos a los demás como los otros codependientes en activo nos pueden lanzar ellos sus ganchos hacia nosotros. Cuando los lanzamos nosotros estamos en una posición mas activa y cuando los recibimos estamos en una posición mas sumisa. Los codependientes suelen estar en ambas posiciones según las relaciones y las situaciones. Aunque dependiendo de la relación siempre hay una posición que es mas frecuente que la otra. Unos somos mas controladores y mas activos y otros somos mas sumisos. Y de igual forma estamos atrapados en una relación insana donde abundan ganchos y culpas.

Muchos ganchos están creados desde varios patrones de la codependencia. Por ejemplo desde el control existen formas de que nos lancen el gancho haciéndonos chantajes emocionales porque la persona que trata de hacerlo busca garantizarse nuestro afecto y podemos caer en satisfacer sus necesidades pese a que nosotros no queramos y se nos crea también sentimiento de culpa y nos salen los patrones de negación y conformidad y baja autoestima cuando somos el objetivo de otro codependiente  que ha tomado la iniciativa y nosotros estamos recibiendo sus ganchos. Nosotros como codependientes también caemos en hacer chantajes emocionales de la misma forma y lanzar nuestro gancho a los demás para conseguir su afecto.

Podemos aprender a ser conscientes y poder ver estas conductas, a identificarlas y a decidir que no vamos a permitirnos quedar atrapados en ellas.

¿Cuáles son las palabras, las señales, las miradas, los comentarios, las claves que nos enganchan en una conducta predecible, a menudo contraproducente?

¿Qué te hace sentir simpatía por alguien?

 ¿Qué te hace sentir culpa?

¿Qué te hace sentirte responsable de otro?

También debemos observarnos a nosotros mismos. ¿Les lanzamos “ganchos” a los demás? , como por ejemplo lanzando miradas, comentarios, con la esperanza de engancharlos a nosotros para conseguir su lealtad y afecto. 

Necesitamos parar esta forma de engancharnos intentando comportarnos con los demás en forma honesta y directa, en vez de esperar que vengan en nuestro rescate.

Además teniendo en cuenta que la honestidad nos va a ayudar mucho a nosotros mismos. Cuando cogemos consciencia de lo que nos ocurre es más fácil poder aceptarlo y con la honestidad sabremos mejor nuestra propia verdad. La honestidad nos ayuda a dejar de engañarnos a nosotros mismos y poder encontrar libertad y serenidad en nuestras relaciones con nosotros mismos y con los demás.